Home / Andalucía / Mayo, el mes de la Feria de Córdoba

Mayo, el mes de la Feria de Córdoba

La Feria de Córdoba, dedicada a Nuestra Señora de la Salud, se celebrará este año del 23 al 30 de mayo. Es el punto culminante de las fiestas del mayo cordobés, un mes muy especial en toda la ciudad.

Feria de Córdoba
Feria de Córdoba

LUGAR: EL ARENAL

Todos los años acuden a esta feria cientos de personas, que se encuentran en el recinto ferial del Arenal, a las afueras de la ciudad y a las orillas del Guadalquivir.

Sin embargo, hasta los años noventa, la Feria se realizaba en los Jardines de la Victoria, frente a la Puerta Gallegos. El traslado se ha debido a la gran afluencia de gente y a la necesidad de un espacio más amplio para acogerlos.

Baile y fiesta
Baile y fiesta

ESPECTÁCULOS PARA TOD@S

Hoy en día, la Feria de Córdoba es un acontecimiento para gente de todas las edades. Hay una gran oferta de espectáculos: corridas de toros, paseos a caballo, concursos, teatro, conciertos en directo, bailes, flamenco… El programa de todas las actividades del año pasado está disponible en el siguiente enlace. Todavía no han anunciado la programación del 2015.

Eso sí, la Feria comienza con el típico “alumbrao” de las casetas y el encendido de la portada que tiene lugar la medianoche del viernes al sábado. Y, como no podía ser de otra manera, también hay fuegos artificiales.

HISTORIA DE LA FERIA

Fue en la época del rey Sancho IV cuando se le conceden a Córdoba dos ferias anuales, que en el siglo XV se celebraban en Cuaresma y a principios de mayo.

Sin embargo, la Feria a la Virgen de la Salud no surge hasta el siglo XVII, cuando unos campesinos encontraron una imagen de la Virgen en un pozo frente a la Puerta Sevilla. Es ahí cuando la feria tradicional evoluciona y va cambiando de fechas hasta que, en el siglo XIX, se establece el 25 de mayo como día oficial. Se celebró en los Jardines de la Victoria.

Cartel antiguo de la feria
Cartel antiguo de la feria

CASETAS ABIERTAS

La Feria de Córdoba tiene una peculiaridad: todas sus casetas son de acceso libre. Esto quiere decir que no es necesario estar invitado para poder acceder a algunas y todas tienen las puertas abiertas a los visitantes que deseen entrar. Y en eso consiste realmente la diversión.

Por lo tanto, conocer gente en la Feria de Córdoba es mucho más fácil. Además, se disfruta en grupo de la alegría de las sevillanas, el vino tinto y las buenas tapas. Por cierto, todos los años hay más de cien casetas.

La casetas se disponen de forma ordenada y repartidas por las distintas calles del ferial. En el recinto también se dan cita caballistas, gitanas y flamencos. El ambiente es único.

Casetas en la feria
Casetas en la feria

TOROS DE LOS CALIFAS

Durante la celebración de la Feria se celebran corridas de toros en el coso taurino de Los Califas. Son numerosas y de gran importancia. En ellas suelen participar los diestros más populares del momento.

Es una plaza de primera categoría y las entradas pueden comprarse en Servitoro (enlace a la página web aquí).

Toros en Córdoba
Toros en Córdoba

Y EL SOMBRERO CORDOBÉS

La Feria de Córdoba se diferencia en su vestuario de las de Sevilla, Jerez de la Frontera, Granada o Málaga. Predomina el uso de ropa informal en la mayoría de los casos y los hombres llevan el famoso sombrero cordobés (aunque su uso ha ido decayendo en los últimos años). Hoy en día, el tocado es propio de los caballistas. Tampoco es frecuente el típico traje de cordobesa: compuesto por una falda corta y chaquetilla; y el pelo se recoge en un moño con una red.

Traje típico de Córdoba
Traje típico de Córdoba

En el caso de las mujeres, sí existe una gran cantidad de trajes de gitana o flamenca. Este atuendo, llamado de faralaes, cambia con la moda y cada año se adapta a las nuevas tendencias.

Actualmente, existen muchos diseñadores andaluces especializados en el traje de gitana y la moda flamenca cordobesa se ha popularizado de la mano de gente como Juana Martín o Basi del Río.

Traje de gitana
Traje de gitana

BUENA COMIDA Y BUENA BEBIDA

La Feria de Córdoba también se caracteriza por la buena fama de su comida y bebida. Todas las casetas tienen cocina propia y en ella se elaboran platos típicos de la ciudad como el salmorejo, el flamenquín, los pimientos fritos, las raciones de jamón o pescaíto frito.

Salmorejo de Córdoba
Salmorejo de Córdoba

Sobre la bebida, lo más típico es el famoso rebujito, una mezcla de vino manzanilla con un refresco de gaseosa, como la Casera, el Sprite o el 7UP. Este famoso rebujito es una moda importada de otras ferias andaluzas. Sin embargo, la Feria de Córdoba tiene sus bebidas propias como el Fino de la denominación de origen Montilla-Moriles. También se bebe mucha cerveza y, ya por la noche, la gente pide combinados de bebidas alcohólicas.

Por otra parte, en la feria también hay locales ambulantes que ofrecen comida rápida a precios asequibles (hamburguesas, perritos calientes, patatas fritas…).

Y DESPUÉS… CHURROS

Desde finales del siglo XIX en las ferias se vendían muchos buñuelos. De ahí viene la tradición de comer churros con chocolate y esta costumbre se mantiene hasta el cierre de la Feria de Córdoba.

2 comentarios

  1. A mi sed que me encantareda ir, pero no puedo.Estoy de exe1menes -entre las pmrerias convocatorias y alguna que otra recuperacif3n que de seguro me caere1 a mediados de junio- por lo que no puedo salir mucho.Una le1stima porque vivo en Madrid , por lo que me vendreda de perlas. a1Sorry!De todas formas, espero que los que finalmente vayan, se lo pasen muy bien -es una experiencia maravillosa, esa de las ferias- y a ver si luego comparteds vuestras opiniones en el blog ased todos tendremos un cachito de LJDH en las ferias! please.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. política de cookies

CERRAR