Saltar al contenido
Turismo en España, especialistas en Andalucia.

10 pasos para disfrutar de tu boda estando embarazada

Cómo disfrutar de tu boda estando embarazada

Estar embarazada no es excusa para poder celebrar una boda como se debe, no es motivo para aplazarla ni suspenderla, todo lo contrario, podemos hacer de este hecho una nueva experiencia más gratificante que den más razones para estar felices. Las mujeres embarazadas presentan diferentes síntomas que pueden interferir con su humor y hormonas, pero para este inconveniente existen soluciones que no nos impedirán seguir con nuestra extraordinaria ceremonia.

Cómo disfrutar de tu boda estando embarazada

Aquí te ayudaremos a disfrutar de tu boda estando embarazada en 10 simples pasos:

1. Prevenir

A veces las novias piensan que es mejor celebrar la boda antes que se note la pequeña barriguita que puede salir, pero esto no es del todo beneficioso, recuerda que los primeros tres meses de embarazo los síntomas son bastantes pesados; el mareo, la fatiga, las náuseas, el vómito, por esta razón si puedes planificar todo después del cuarto mes de embarazo estaría fantástico.

2. Carga horaria

Está bien tener una gran fiesta, pero recuerda que los trasnochos y las grandes caminatas no te hacen nada bien, si puede hacer la fiesta de día es mucho mejor, podrías organizar un almuerzo de manera que a las 8:00 pm ya tus invitados estén de regreso a sus casas.

3. Trajes cómodos

¿Quién dijo que con una barriguita no te podías ver guapísima?, deja atrás el tabú, lo que debes hacer es buscarte un vestido holgado que realce tu busto, el cual estará en su mejor momento, deja espacio para tu estómago y piernas de manera que te veas más delgada y no te apriete nada. Utiliza unos zapatos bajos que no te cansen y hagan que tus pies no se hinchen con rapidez.

4. Escoge la comida tu misma

A veces dejamos que los demás interfieran de más, cosa que nos ahorra mucho trabajo, pero puede traer consecuencias. Es normal que las embarazadas estén sensibles a la comida y los olores, para tener un menú satisfactorio escoge la comida dos o tres semanas antes de la boda para que ya sepas qué es lo que más te afecta, no vaya a ser que te lleves fiascos.

5. Fuera prejuicios

El tema del oficiante en estos momentos se hace paradójico, para una ceremonia más amena es mejor que busques algun oficiante (cura) recomendado o conocido para que pueda llevar la boda con tranquilidad y sin incomodidades, estar embarazada antes del matrimonio no es razón para sentirse avergonzada.

6. Una recepción cómoda

Si es cierto que queremos un lugar mágico para celebrar nuestra boda, pero ten en cuenta que debe estar adaptado a tus necesidades y requerimientos, trata de buscar un sitio plano sin tantas escaleras ni elevaciones, que tenga más de un baño y áreas abiertas que ofrezcan frescura y aire.

7. Descansa

Debes estar fresca para el gran día, muchas novias tienden a trasnocharse con los últimos arreglos y por la ansiedad, debes hacer todo lo contrario, tómate un té y acuéstate temprano, debes estar preparada para el ajetreo del siguiente día.

8. Cuida tu humor

Todo el mundo sabe que las embarazadas pueden presentar cambios de humor repentinos y fuera de lugar, pero no hagas que esto arruine tu felicidad, mantén la calma a pesar de las cosas se salgan de control, no es bueno para tu bebé ni para ti.

9. Tómate tu tiempo

No es obligatorio que estés de mesa en mesa atendiendo a las personas, para eso contratarás a un personal especializado, recuerda que si te agitas mucho te vas a fatigar. Pídele a tus padres o al novio que realicen el mejor protocolo para que te ahorren toda la diplomacia posible.

10. Luna de miel de descanso

Después de la boda escoge ir a un sitio alejado para relajarte, escoge algo acogedor para ti y tu pareja donde puedan ser consentidos, luego de tanta actividad necesitarás un descanso apropiado. Estos posts te ayudarán a elegir el mejor lugar para pasar vuestra luna de miel: “destinos para tu luna de miel“.

Con estas diez indicaciones harás de tu boda un evento más llevadero y divertido, no olvides relajarte y tratar de verle el lado bueno a todo lo que suceda.

Por cierto, si quieres pasarle este link a tus invitados sobre los posibles regalos para tu boda, seguro que le dará buenas ideas.